La Purísima un edén con leyendas milenarias

2 horas desde Ciudad Constitución, sobre la carretera transpeninsular No. 1, se encuentra un bellísimo y pintoresco pueblo, estamos hablando de “La Purísima”. Cuenta con fascinantes paisajes a lo largo un precioso manantial, palmares, abundantes árboles, la hospitalidad y servicio de su gente que es una de sus principales características.

La Misión de Nuestra Señora la Purísima Concepción, fue fundada por los jesuitas en el siglo XVIII, por el misionero Francisco María Piccolo, pero cinco años después quedo a cargo del sacerdote Nicolás Tamaral que fue el impulsor de los huertos. Se considera el lugar de la vieja purísima ya que fue destruida y posteriormente, se levantó con una construcción moderna.

Esta entidad se encuentra rodeada de cerros de baja altura, erosionados por el tiempo, en su relieve se puede destacar, la figura simbólica del cerro El Pilón, cuenta con una altura de 400 metros y sí tu eres amante de las alturas, será un reto conocerlo y subirlo. Un dato interesante, es que la figura abstracta de El Pilón significó para los padres jesuitas del siglo XVIII la imagen de la virgen María, lo que representa un mensaje divino señalando el establecimiento de la misión del lugar.

Asimismo, otra de las razones para visitar este increíble lugar, es el degustar la deliciosa gastronomía que caracteriza a la región, como lo son las huertas que dotan de uvas para hacer el vino, así como higos, naranjas, habas, y dátiles, con los que hacen dulces en conserva y panes. Te recomendamos darte una vuelta en el Restaurante Otho, que cuenta con Almejas al escabeche, langostinos únicos en el arroyo que tienen una paradisiaca preparación, machaca de res, camarones rellenos, entre otros que no puedes dejar de probar.

Cabe destacar, que una de sus grandes atracciones es el cementerio con tumbas centenarias, ¡las personas llevan más de 300 años enterrados ahí! Además, los habitantes de ese pueblo solían vivir más de 100 años. Cuenta la leyenda que el Señor Blackman y su esposa, eran vampiros e iban a resucitar en el año 2000; eso nunca sucedió, pero es algo de sorprenderse.

Otro de los grandes motivos que nos deja fascinados, es que existen varias posibilidades de entretenimiento en medio de arroyos, pozas, y abundante vegetación; las actividades acuáticas son sin duda, un imperdible en este paraíso, un ejemplo es la práctica de kayak contemplando el agua mansa dulce del arroyo. Además, podrás hospedarte en las Cabañas la Purísima, Posada el Ángel y Casa de Yaya con precios muy accesibles, donde pasaras la noche en calma.

Estamos seguros, que Comondú te dejara enamorado, atónito por su belleza y con las grandes experiencias que podrás vivir.

 

¿Cómo llegar?

Vía aérea hacia Loreto:

Desde La Paz, con Calafia Airlines.

Desde Tijuana, con Volaris y Calafia Airlines.

Vía aérea hacia La Paz:

Volaris: Tijuana, Ciudad de México y Guadalajara.

VivaAerobus: Guadalajara, Monterrey, Culiacán y Mazatlán.

Aeroméxico: Ciudad de México.

Calafia Airlines: Hermosillo, Tijuana, Los Mochis, Culiacán, Loreto, Obregón y Mazatlán.

Vía terrestre: por la carretera La Paz se encuentra a 1hora y 25 minutos